LAS ESTRUCTURAS DE IMA-MSC SOPORTAN EL TEMPORAL DE VIENTO

El temporal de viento que azotó la península los días 23 y 24 de enero ha causado pérdidas millonarias en el sector agrícola español. Muchos cultivos se han echado a perder, y en algunos casos las cubiertas que los protegen, como es el caso de invernaderos o estructuras de malla sombra, han sufrido importantes desperfectos. Invernaderos IMA-MSC lamenta los terribles efectos del temporal, aunque también desea expresar su satisfacción por el buen rendimiento que las estructuras de la firma han dado a sus clientes en diversas zonas de la península, algo que contrasta con algunas noticias vistas en los medios.

Periódicos de toda España se han hecho eco durante los últimos días de los importantes destrozos causados en explotaciones agrarias de buena parte del país, especialmente en zonas cercanas a los litorales cantábrico y mediterráneo.

En Cataluña, el 95% de los invernaderos del Baix Llobregat fueron destrozados por los fuertes vientos, según datos de la organización agraria de Jóvenes Agricultores y Ganaderos de Catalunya (JARC). Ante este panorama, dicha organización ha instado a los ayuntamientos de la zona a solicitar la declaración de zona catastrófica, para que los afectados puedan acogerse a las ayudas preestablecidas para estos casos.

Las regiones de Marina Baixa y Ribera Baixa, en Alicante y Valencia respectivamente, se han visto especialmente afectadas debido a la gran superficie de cultivos protegidos con la que cuentan. AVA-Asaja y La Unió se han apresurado a solicitar la intervención de las instituciones públicas competentes, debido a que los daños en las infraestructuras podrían suponer el fin de muchas explotaciones que todavía no tenían amortizada su inversión. La situación en Murcia fue similar y muchas estructuras perdieron sus cubiertas de plástico o las vieron seriamente dañadas, especialmente en cultivos de pimiento y flor.

Los desperfectos en cultivos protegidos de la cornisa cantábrica parecen haber sido menores, aunque evidentemente no están tan extendidos en esta zona del país. Sin embargo, medios gallegos publicaban los pasados días como una explotación de 2.500 metros cuadrados, dedicada al cultivo de lechuga, había sido literalmente desplazada varios metros por el fuerte viento.

IMA-MSC trata de evitar en la medida de lo posible los efectos destructivos de fenómenos meteorológicos como el temporal de estos días.En primer lugar se hace un estudio previo de las condiciones del terreno para la correcta cimentación de las estructuras. Y en segundo lugar, en la construcción de los invernaderos se utiliza fundamentalmente acero galvanizado de gran resistencia y un sistema seguro de sujeción de las cubiertas plásticas, que evita en gran medida los desperfectos causados por fuertes vientos.

Noticias relacionadas:

Diariocrítico de la Comunitat Valenciana
Europa Press
murcia.com
Diario Las Provincias
La Voz de Galicia
El Faro de Vigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba