Almeria es la zona del mundo con más invernaderos bajo control biológico

Un informe de Ifapa y Cajamar concluye que el 80% de los agricultores tienen sello de calidad

Jerónimo Parra, Gracia Fernández, Carmen Ortiz y Jerónimo Molina, la pasada semana, en la presentación.
Jerónimo Parra, Gracia Fernández, Carmen Ortiz y Jerónimo Molina, la pasada semana, en la presentación.

La consejera de Agricultura presentó ayer en Almería el estudio ‘El sistema de producción hortícola protegido de la provincia de Almería’, fruto de la colaboración entre el Instituto de Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) y Fundación Cajamar, y que, entre otras cuestiones, permite constatar que el desarrollo de la agricultura intensiva en la provincia.
Durante su intervención, la consejera ha subrayado la “importancia económica y social indiscutible” del sector hortícola protegido almeriense, que se refleja en su contribución al PIB de la provincia (20%) y su valor de producción: 2.000 millones de euros, que suponen el 90% del valor de la producción agraria de Almería y más del 60% del valor de la producción hortícola andaluza.

Empleo intensivo
El invernadero almeriense genera más de 50.000 puestos de trabajo directos e indirectos. En total, la horticultura protegida de Almería reúne un entramado de 243 empresas de manipulado y transformación, de industria auxiliar y otros sectores económicos como  el transporte.

Para la consejera, esto “permite identificar los cambios producidos en este sistema productivo a lo largo del tiempo”. “Son datos fundamentales para que tanto la iniciativa privada como las administraciones podamos partir de datos más objetivos para tomar decisiones más  acertadas”, ha señalado Ortiz.

Del informe se deduce que la principal transformación en los últimos años en la horticultura almeriense se ha producido en el Control Biológico,  ámbito en el que se ha producido un “cambio radical”, ya que si hoy el 70% de los agricultores encuestados admite haber puesto en prácticas este tipo de técnicas, en la campaña 2005-2006 apenas lo hizo el 4%. El estudio atribuye este cambio radical a los problemas fitosanitarios del año 2007, “que significaron el punto de inflexión en la utilización de fauna auxiliar, tanto depredadores como parasitoides”. Cultivos como el pimiento está al 97% bajo control biológico.

El informe concluye que en la actualidad, Almería es la zona con la mayor concentración de invernaderos a nivel mundial donde se utiliza el Control Biológico como una técnica habitual.

El 78,7% de los agricultores de la provincia certifican su producción bajo algún sello de calidad. Más de una tercera parte de ellos, el 34,7% cuenta además con dos o más certificaciones. La norma más utilizada es ‘Global GAP para Frutas y Hortalizas’ (casi 49%), seguida de la ‘UNE 155001, Hortalizas para consumo en freso, producción controlada de cultivos protegidos’ (41,2%) y Producción Integrada (19,5%).

Más bachilleres La proporción de agricultores con Bachillerato o Formación Profesional ha aumentado en estos años de un 11,5% a un 20,4%.

Además de este tipo de formación, existe también otra cualificación específica para los profesionales de la actividad agrícola como, por ejemplo, los cursos de incorporación a la empresa agraria (20,2% de los agricultores encuestados lo han realizado) o el de aplicador de productos fitosanitarios (el 89,3% lo ha realizado).

 

Ir arriba